miércoles, 23 de abril de 2014

23 DE ABRIL: DÍA DEL IDIOMA Y DÍA MUNDIAL DEL LIBRO

Don Quijote. Picasso 













El 23 de abril de 1616 fue funesto para la literatura española, porque falleció Miguel de Cervantes Saavedra. Por eso se escogió en los países hispanohablantes, alrededor de los años 20 del siglo pasado, ese día para celebrar el día del Idioma, el nuestro, el español, en honor del Príncipe de los Ingenios. También, para entregar todos los años el Premio Cervantes. También nacieron un 23 de abril personalidades de las letras como Vladimir Nabokov, Josep Pla, Maurice Druon, K. Laxness y Manuel Mejía Vallejo.
Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor 








Asimismo se eligió esa fecha para celebrar el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, que se instauró en 1995, en la  sesión de la Conferencia 28 General de la UNESCO, porque ese día además de Cervantes, el Manco de Lepanto, fallecieron William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega. La UNESCO procura con esta iniciativa promover la lectura, la industria editorial así como la protección de la propiedad intelectual. Acostumbran ese día en Cataluña (Fiesta de san Jordi) regalarles una una rosa a quienes compran libros.
 Debemos cuidar nuestra hermosa lengua española, porque las expresiones chabacanas y la violencia verbal atentan contra nuestra identidad, porque la lengua no solo es un medio de comunicación, también es un hecho social que implica cultura, conducta. Desgraciadamente se han difundido estos malos hábitos de conducta social, y estamos llamados todos a contrarrestarlos: familia, comunidad, escuela, medios de difusión masiva.
 Además, usemos correctamente el idioma español, ¡salvémoslo!, porque con la introducción de la informática, preferiblemente los jóvenes, ya escriben sin normas de ningún tipo. Como hay teclados que no tienen la ñ ni tildes ni algunos signos de puntuación, se va perdiendo el hábito de usarlos. Pero hay también una moda de sustituir letras o sílabas por números, o los sonidos de la c y q por la k, por ejemplo, y llegará el momento en que ni recuerden cómo se escriben correctamente las palabras. Esto lo he visto en los chats, en comentarios en blogs o en respuestas a preguntas en yahoo. Si se siguen esas conductas, nuestra lengua estará cada vez en mayor peligro.