martes, 24 de abril de 2012

¿Qué hacer si tu hijo tiene «malas influencias?

 
LAS MALAS INFLUENCIAS EN NUESTROS HIJOS:
¿Qué hacer cuando los pequeños conocen a personas que intentan llevarlos por el mal camino?

Los hijos, muchas veces, escogen mal a los amigos. Es decir, se juntan con pequeños que tienen costumbres y pensamientos que son incompatibles con los valores que usted transmite en casa. Son malas influencias porque los motivan a hacer travesuras, les enseñan un lenguaje inapropiado, les muestran contenidos inadecuados para su edad, en fin. Los ejemplos abundan.

¿Cómo se actúa en estos casos? "Lo peor que pueden hacer los padres es decirles lo siguiente: ‘Te prohíbo que te juntes con ese amigo'. Al contrario, es una invitación para que sigan siendo amigos. Así son los niños", asegura Rachael Silberman, psicóloga de la clínica Javier Prado. La especialista sugiere explicar, mediante el diálogo, las razones de ese consejo y no imponer limitaciones. De ese modo, el niño se dará cuenta, por sí mismo, de que aquel ‘amiguito' no es bueno y que los padres tenían razón. "Hay que brindarles la información suficiente para que tomen las decisiones correctas. Se les debe guiar, sí, pero eso de ‘no juegues, no salgas, no hagas esto' es ineficaz. Hay que persuadirlos", anota Silberman.

Algunos niños reciben la etiqueta de ‘mala influencia’ cuando, en realidad, no lo son