miércoles, 19 de diciembre de 2012

¿Interesado en trabajar con niños con habilidades diferentes?


Educación especial para niños especiales


Aquí algunos apuntes para tener en cuenta: Los niños con habilidades diferentes tienen derecho a la educación. Por ello, existe una carrera que forma los profesionales idóneos para tal fin: Educación Especial. Seguirla implica poseer una serie de habilidades particulares. 

"Se debe poseer tolerancia a la frustración, autodominio, creatividad, expresividad artística y recreativa, responsabilidad, auténtica vocación de servicio, capacidad para trabajar en equipo, ser alegre y cariñoso", enumera Miryam Calizaya, egresada de la carrera de Educación Especial de la Unifé. 

Trabajar con alumnos con habilidades diferentes es un reto duro, pero gratificante. Miryam, especializada en Discapacidad Intelectual y Multidiscapacidad, ilustra el panorama. "Esta carrera busca que los estudiantes sean lo más independientes que puedan. Cuando te das cuenta de que han aprendido lo que les enseñaste no hay palabras para describir lo que sientes. Estás feliz, pero sabes que todavía hay mucho por hacer", cuenta. Calizaya recomienda a los interesados en esta carrera que se informen bien. Es decir, que investiguen, visiten los centros de estudios que ofrecen este programa e, incluso, que busquen interactuar con personas con habilidades diferentes. "Podrían hacer un voluntariado en algún lugar. Nada mejor que aprender mediante la vivencia", dice. 

TESTIMONIO 

• Miryam Calizaya
Egresada de Educación Especial
 

¿Cuáles son los retos más difíciles de esta carrera? 
La verdad es que se trata de una profesión bonita, pero también muy agotadora. No digo que sea difícil, pero sí hay muchos retos que se deben superar. Los cursos no son fáciles. Por ejemplo, hay que dedicar mucho tiempo a la elaboración de materiales y a los trabajos didácticos. Por otra parte, cuando haces tus prácticas profesionales recién aplicas lo aprendido y vives lo que realmente significa la carrera. Es a través de la experiencia directa cuando aprendes. Y lo cierto es que solo la verdadera vocación te permitirá afrontar los retos y resolverlos con paciencia y amor. 

¿Cuál es la mayor recompensa que has recibido? 
La sonrisa de tus estudiantes y el amor que te brindan no tienen precio. Por ejemplo, en inicial llegan niños nuevos y el hecho de observar la diferencia de su comportamiento desde que llegaron hasta el final resulta muy gratificante. Ahí te das cuenta de que hiciste algo para ayudarlos en su conducta y para que sean más independientes. Recibes mucho más de lo que das y aprendes nuevas lecciones de vida cada día. Creo que es la carrera más noble de todas.