jueves, 24 de mayo de 2012

Alimentos que ayudan a luchar contra el «colesterol alto»



Una de las causas más frecuentes de los accidentes cerebrovasculares tiene que ver con el alto nivel de colesterol que hay en nuestro organismo. Hoy no son pocas las personas que presentan problemas de este tipo debido a dietas poco saludables cargadas de alimentos con mucha grasa, sal o azúcar.

Este no es un problema exclusivo de personas adultas. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año niños y adolescentes comienzan a presentar inconvenientes al caminar, ardores en el pecho, falta de aire, mareos o adormecimiento de piernas, todos ellos síntomas de que algo anda mal.

El colesterol se divide en dos tipos: las lipoproteínas de densidad alta (HDL, o colesterol bueno) y el colesterol de baja densidad (LDL, o colesterol malo). El HDL lo produce de forma natural el propio organismo y remueve el colesterol de las paredes de las arterias y lo devuelve al hígado.

El colesterol malo se acumula en las paredes de las arterias coronarias, formando una placa que dificulta la circulación de la sangre que llega al corazón. Las arterias se van tapando u obstruyendo, tornándose a la vez más duras y rígidas. Esto es lo que se conoce como arterioesclerosis.

QUÉ COMER
Si sufrimos de colesterol alto, es recomendable evitar totalmente la comida chatarra: hamburguesas, gaseosas, pollo frito en grasa, golosinas, galletas y alimentos con mucha sal, azúcar, etc.

Rolando Alba, especialista en nutrición, comenta que no es necesario privarse de cosas ricas para reducir los niveles de colesterol. Esto se hace con ejercicio y consumo de verduras, frutas (alimentos altos en fibra), cereales integrales, aceites vegetales que se encuentran en la palta, aceitunas y semillas (ajonjolí, linaza), frutos secos (nueces, pecanas y almendras en cantidades pequeñas), pescado (no frito) y una dieta baja en calorías y grasas.

El especialista dijo a elcomercio.pe que es preferible comer una naranja entera en lugar del jugo de la naranja, ya que la fruta tiene seis veces más de fibra que cuatro onzas de jugo. También recomendó comer pescados ricos en omega 3, como caballa, trucha, arenque, sardinas, atún y salmón. De preferencia horneados o asados.

Milagros Agurto comentó que entre los alimentos ricos en colesterol destacan los embutidos (aquellos que tienen más grasa y poca carne), la piel de aves (sí, la del rico pollo a la brasa), las vísceras, la grasa de los productos lácteos y los alimentos elaborados con aceites hidrogenados o parcialmente hidrogenados (estos son los ricos en ácidos grasos trans).